De Durban a Pretoria pasando por Sara Carbonero

Incríble lo que está ocurriendo con Sara Carbonero en el Mundial de futbol. La prensa rosa lo ha invadido todo de tal manera que los periodistas deportivos ya no se conforman que emular en sus tertulias a los tertulianos de la prensa del corazón chillándose, insultándose, mostrando su fanatismo o sus malas formas a la hora de establecer un diálogo. La epidemia es tal que desde que comenzara la competición he observado atónita como medios de comunicación de los denominados ‘serios’ y otros netamente deportivos han hecho un hueco a la peor de las prácticas que se llevan a cabo al auspicio de una profesión cuya esencia y función  es otra.

Pero lo peor de todo no es esto puesto que, al fin y al cabo, somos los propios periodistas los que tenemos que luchar y velar por la cordura en nuestro oficio. A mi juicio, lo peor de todo es que, desgraciadamente, tras toda esta farándula subyace una mentalidad machista, caduca y casposa que invade nuestras vidas al mismo tiempo que se debate sobre el uso del burka sin que nos demos cuenta de que el trato a Sara Carbonero es un pañuelo más.

Es un sometimiento más porque sus comentarios pueden destruir la vida laboral y personal de una persona que ha trabajado duro por alcanzar sus sueños, puesto que nadie sabe cuál es la fortaleza de carácter de quien han puesto bajo su punto de mira.

¿Qué pasa si Sara Carbonero quiso ser presentadora de deportes? ¿Qué pasa si mantiene una relación con un deportista? ¿Qué pasa si cubre una de las competiciones en las que participa su pareja? Desde el primer día que se unió su nombre a un fracaso,  se empezó a cuestionar su capacidad de libre elección y su independencia como mujer porque, al final, lo que se cuestiona es si ella debería estar presente allí o no. Muchos son los que piensan que debería haber sacrificado su participación en el Mundial a favor de su novio y yo les preguntó ¿por qué?

Lo que yo me cuestiono ahora es: ¿Hubiera ocurrido lo mismo si un afamado presentador hubiera cubierto una competición en la que participara su pareja femenina? Tras toda esta polémica lo único que yo alcanzo a ver son caducos estereotipos y mentalidades retrógradas que deberían haber sido desterradas hace mucho tiempo en países que se consideran la civilización más evolucionada.

Anuncios

2 thoughts on “De Durban a Pretoria pasando por Sara Carbonero

  1. Este es el problema de dejar en este pais (y por desgracia en otro muchos) la información a gente como Jorge Javier, Belen Esteban, Kiko y demas recua. No me podia creer el dia que vi que en Salvame llevaban a Javier Sarda para hacer un programa especial sobre el primer partido de la seleccion. Seamos un poquito serios, los programas de corazon que sean programas de corazon y los vea quien quiera desinformares y dejen de hablar de politica y deportes en ellos. Que lo mas triste es que la gente que lo ve los cree.

    • Porque estamos todos idiotizados. Creo que hemos llegado a un punto en el que prácticamente nadie piensa. Nos dejamos llevar aún a costa de perder derechos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s