Cocina erótica

La cocina erótica es una variante de la cocina en la que los ingredientes, los colores del plato, la forma de cocinar, y la textura y sabor de lo cocinado produce en el comensal ciertas reacciones que, en ocasiones, tienen que ver con la libido. Es muy importante la presentación y que la cantidad sea la adecuada, demasiada comida no es buena. Aquí les dejo tres platitos para que vayan experimentando:

Ensalada de Vieiras:

Los ingredientes son fáciles de encontrar. Cuatro vieiras, dos tomates maduros, una naranja, cuatro cucharadas de mantequilla, una de aceite de oliva, nata y lechuga muy tierna.

Lo primero es preparar los ingredientes, puesto que el corte será muy importante. Los tomates han de estar pelados y sin semillas, cortados en cubitos uniformes. Con la naranja, haremos un concentrado de zumo. Antes, la pelaremos y sobre un bol quitaremos la piel a cada gajo y pondremos el interior y el jugo en un cazo para reducirlo a la mitad de su volumen a fuego muy alto.

Una vez reducido, lo quitamos del fuego y lo mezclamos, mediante un batidora, con tres cucharadas de mantequilla fría. Se añade sal y pimienta y se deja guardando el calor.

Una vez preparado todo, cocinamos las vieiras en una sartén a fuego fuerte durante poco más de medio minuto. Una vez cocinadas, se añade el líquido que han soltado a la naranja con un poco de nada para espesar la salsa.

Ahora, lo más importante. Ponemos en cada uno de los platos un poco de lechuga, las vieiras con la salsa por encima y el tomate como guarnición.

Pato con pétalos de rosa:

Este plato sorprende por su sencillez. Tan sólo tendremos que conseguir muslos o magret de pato, pétalos de rosa (si son silvestres, mejor), un poco de azúcar, un poco de canela en polvo, un poco de vino blanco que no ha de ser ni fino ni oloroso, aceite y sal.

Primero doraremos el pato en el aceite, cuando ya tenga color añadimos el vino, los pétalos de rosa, la canela, el azúcar y la sal. Lo dejamos cocer durante una media hora y listo para poner en un plato un trocito del pato acompañado por los pétalos de rosa y su salsa colada.

Fresas maceradas en vinagre de Módena con chocolate blanco caliente:

Los ingredientes de este plato son evidentes: fresas maduras, vinagre de Módena, chocolate blanco y helado de chocolate.

Dejamos macerar las fresas en el vinagre, que ha de cubrirlas, toda la noche. Una vez maceradas, las escurrimos y las dejamos en un recipiente sin partir. En una copa, ponemos en el fondo un poco de helado de chocolate y, encima, unas cuantas fresas, otra capa de chocolate y otra capa de fresas. Así hasta que lleguemos al borde de la copa. Cogemos el chocolate blanco y lo derretimos al baño maría justo antes de servir, puesto que hay que ponerlo en la copa aún caliente. Ya está listo para comer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s