Cocina sin más II

Hoy compartiremos en este rincón caótico un plato griego acompañado de uno de los poemas de Kostas E. Tsirópulos, una gran persona que tuve el regalo de conocer hace ahora unos cuantos años.

B

¿Y si no vivo?

Si soy una mancha vislumbrante / mancha negra /al mundo azul ultramarino / al mundo-mar / alucinación carnal / encarnada en palabras / encarnación de soledad / espasmo punto final / hundimiento en la Noche /murmullo de sentidos / ceguera de labios / alas inmóviles de los dedos / en el palpar de la Noche

¿Y si no vivo?

Todo lo que existe / lo veo en el mar al mediodía / todo lo que no existe / lo siento por la noche / tocando los nombres de las estrellas / ciudades barcos hombres / vivir una embriaguez / memoria envenenada / me envenena / envuelto en el no existir / sábanas mojadas / la Noche entera brilla silenciosa / en el silencio de mis entrañas / fósil de mi sueño / espera su rocío / para abrirte en la primera palabra / ilusión adormecedora / encarnación sin existencia / ensombrecerme en mi sombra / todo fue memoria / todo viendo santo / comunión de silencio

¿Y si vivo / y no puedo pronunciar / palabra?

(De Anochecer la Noche Anoche)

Receta: Ni mousaka ni cordero, sardinas

Ingredientes, como suele ser habitual, para cuatro personas.

Medio kilo de sardinas, 100 gramos de higos secos, media copa de vino tinto, una rama de canela, cinco granos de especias variadas, cinco dientes de ajo, media taza de aceite de oliva, tres cucharadas de vinagre balsámico, el zumo de dos limones, sal gruesa, pimienta y eneldo.

Lo primero es, un día antes, preparar las sardinas. La limpiamos, quitamos las espinas y guardamos los filetes que lavamos con abundante agua y los colocamos en un recipiente.  Espolvoreamos los filetes de sardina con sal gruesa y la metemos en el frigorífico durante unas 12 horas. Pasadas las 12 horas las lavamos bien para quitar el exceso de sal y las regamos con el aceite y el zumo de limón.

A continuación, cogemos los higos y los cortamos en finas láminas. A continuación, se escaldan en un cazo con el fino tinto, la canela, las especias y los ajos durante unos 30 minutos.

Una vez fríos, los batimos con aceite de oliva, el vinagre balsámico, sal y pimienta hasta que se haga una especie de puré.

Una vez hecho el puré, preparamos unos rollitos con los filetes de sardina rellenos con el puré de higos. Una vez terminado, se espolvorea todo con eneldo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s