Desterrar lo aceptado

Hoy es el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer y, curiosamente, ayer una persona a la que quiero más que a mi vida, como dicen las coplas, me contaba una historia que me puso los pelos de punta porque me di cuenta de que hay sectores profesionales en el que el machismo es algo más que una anécdota.

Me contaba que los compañeros varones utilizan con sus iguales expresiones comos “tú estás amargada porque no follas”, “desde que las mujeres llegaron aquí, todo va mal”, “esa es una lesbiana y por eso contesta mal”…

Violencia contra la mujer, verbal pero violencia machista al fin y al cabo. Está demostrado que estas actitudes retrógradas y reprobables desembocan en algo peor y, desgraciadamente, en este país estamos últimamente estamos demasiado acostumbrados a ese peor.

Existen varios tipos de sexismo según se dé la combinación de sexismo hostil -la expresión más extrema-, o sexismo benévolo -aquel que se escuda en lo que consideran ensalzar a la mujer-. Ambos, cuentan en nuestro lenguaje con un sinfín de expresiones que deberíamos desterrar de una vez por todas y que, en algún momento, todos hemos pronunciado.

Les dejo aquí algunas de esas frases porque creo que ninguna de ellas se puede permitir o, de lo contrario, nunca erradicaremos esas actitudes deplorables de los hombres hacia las mujeres.

  • La mujer del César no sólo ha de serlo sino parecerlo.
  • La mujer ha de ser señora en la calle y puta en la cama.
  • En caso de catástrofe, las mujeres deben ser rescatadas antes que los hombres.
  • Las mujeres se caracterizan por una pureza que pocos hombres poseen.
  • A la mujer hay que ponerla en un pedestal.
  • De la mala mujer no te guíes y de la buena no te fíes.
  • La mujer en casa y con la pata quebrada.
  • El hombre reina, la mujer gobierna.
  • Diccionario: Hombre público: el que interviene públicamente en los negocios político. Mujer pública: ramera.
  • El hombre está incompleto sin una mujer.
  • Las mujeres tienen mayor sensibilidad moral.
  • No hay mujeres feas… sólo hombres sobrios.

Estas frases sólo están separadas por unos cuantos pasos de la mayor expresión de la violencia machista: la maté porque era mía.

Mujer en la ventana, Picasso

 

Anuncios

2 thoughts on “Desterrar lo aceptado

  1. A pesar de que comparto prácticamente muchos puntos de vista que expones,creo que la última frase: “No hay mujeres feas… sólo hombres sobrios” es meramente un comentario jocoso inofensivo y que no habría que escandalizarse por ello y mucho menos demonizarlo.

    Un saludo.

    PD: estoy leyendo algunas entradas de tu blog y me están pareciendo cuanto menos curiosas. Enhorabuena.

    • @untipoduro. Gracias por tu comentario y me alegro de que te guste mi blog. Sobre lo que me comentas de la expresión, sigo pensando que es vejatoria, que tras ese comentario jocoso se esconde una valoración de la mujer por su belleza y creo que genera cierto tipo de comportamientos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s