Llegó la ciberguerra

No he parado de leer con atención estos días cómo se ha gestado la revuelta tunecina y, por ende, su extensión a otros países del Magreb. Todos sabíamos que Wikileaks iba a cambiar muchas cosas, desde la forma de informar hasta la forma de reaccionar y parece que ésto, unido a su situación en sus propios países, es lo que ha desatado la ciberguerra en el Magreb.

De Anonymous no se ha librado ni la SGAE. No hay país alguno que no encuentre entre sus ciudadanos al menos un integrante de Anonymous, incluido España, por supuesto. Todo ha sido posible a través de Internet y a un gran grupo de personas anónimas, sobre todo jóvenes, sin líderes reconocidos que se han lanzado al ataque bajo el lema “somos una legión, no perdonamos, no olvidamos, espéranos”.

Su ideario es tan simple que son capaces de aglutinar a un gran número de personas diferentes atraídas, entre otras cuestiones, porque no hay líderes ni cabezas visibles y porque su principal objetivo es “acabar con la corrupción que nos ha llevado a la situación actual”.

Estaba claro que la crisis mundial, las filtraciones de Wikileaks y la situación de muchos jóvenes con gran preparación pero sin ningún futuro tenía que estallar por algún lado y así lo ha hecho. Simplificando mucho, por supuesto.

Los interrogantes surgen ahora porque una cosa es el embrión y otra el recién nacido. Túnez mira con escepticismo hacía dónde caminará su futuro si hacia un nuevo orden democrático o hacia una nueva dictadura. De momento, los medios de comunicación han comenzado a trabajar para organizarse de forma libre, y eso es un paso fundamental.

Muchos somos los que sentimos que el mundo está en medio de movimiento que puede marcar todo nuestro futuro, el de todos. No niego que esta afirmación puede estar llevada por la proliferación de informaciones sobre este asunto en los últimos días, aunque yo creo que hay que tomar bastante en serio el movimiento en general. El tiempo dirá si estas sensaciones son exageradas.

La cuestión es que los jóvenes se están moviendo, la ciudadanía se está moviendo, de otra forma sí, pero con resultados, o al menos eso parece de momento.

Ellos los tienen muy claro. Los que hablan en los medios, siempre en nombre de todo el grupo, lo tienen muy claro. La organización está perfectamente creada y, a raíz de lo ocurrido, podemos concluir que saben cómo pasar a la acción de forma coordinada.

Ante esto, bajo mi punto de vista, se plantean muchas cosas: el orden político, económico y social y, por la parte que me toca como profesional de la comunicación, el futuro de los medios tal y como están concebidos en la actualidad.

La semilla está puesta, ahora hay que verla germinar y ver cómo los dirigentes mundiales, tanto económicos como políticos, reaccionan ante esta nueva situación. Por ahora, ya han escrito más de una página de la historia contemporánea.

Anuncios

2 thoughts on “Llegó la ciberguerra

  1. Pues imagínate cuando Web 3.0 sea una realidad para todos y lo que conocemos como “Internet” nos parezca obsoleto. Cada vez que leo artículos de algunos programadores de Web 3.0 y su búsqueda de la inteligencia artificial dentro de la red no sé si acojonarme poco o mucho.

    Grandes reflexiones, como siempre, Mary.

    El futuro es ahora.

    • Gracias Jöel. Totalmente de acuerdo, el futuro es ahora y lo del 3.0 puede ser fascinante. Yo creo que, pase lo que pase, lo importante no es descabalgarse y no negarse a nada porque de lo contrario, moriremos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s