La hiperexistencia de José Mourinho

Llevo tiempo queriendo escribir esta entrada y hoy, por fin, he decidido hacerla. Sí, es sobre José Mourinho, ese hombre con el que nos desayunamos, merendamos, cenamos… en una hiperexistencia que supera todos los límites imaginables.

Vaya por delante que el señor me cae genial y que no pienso criticarle ni una de sus actitudes ni una de sus palabras porque realmente creo que hay dos José Mourinho: el nuestro y el suyo propio.

El suyo no lo conozco pero al nuestro sí y es un producto de marketing perfecto. Los periodistas caen una y otra en sus trampas esté en el equipo que esté, y lo consigue él solito sin que ninguno se haya planteado que todo está perfectamente estudiado, analizado y calculado,o sí pero prefieren ignorarlo.

Que Mourinho dice A, se publica; que Mourinho se tira al monte, se publica; que Mourinho tose, se publica. Se publica y se debate, se habla una y otra vez y así se llenan páginas y minutos a tutiplén.

Nada más entrar en Google su nombre aparece en más de ocho millones de resultados en 0,09 segundos sólo en español. Con ello ha conseguido lo que quería, y nosotros los periodistas y los aficionados al fútbol seguimos su juego como conejillos detrás de una zanahoria. Su estrategia es viejísima pero caemos en ella una y otra vez como novatos.

¿Chulo? No lo creo. Su comportamiento parece estar siempre en lo políticamente incorrecto pero los resultados son evidentes: no se habla de la plantilla.

Que hay un posible conflicto en el vestuario, pues saco una lista; que se habla demasiado del eterno rival, pues suelto una barbaridad y así hasta el infinito.

Sé que despierta odios y pasiones, y en mí ha despertado la pasión del análisis de por qué cada uno de sus estudiados movimientos y, la verdad, me estoy divirtiendo mucho porque no hay ni un programa en el que no se hable de Mourinho.

Muchos opinan que es un impresentable pero yo no veo nada malo en que una persona muestre la seguridad que tiene en él mismo y utilice sus armas para preservar a sus jugadores. Reconozco que yo no sería capaz de actuar así pero cuando esa misma seguridad se muestra en otros ámbitos de la vida, se alaba. Por este motivo, tolero menos la falsa modestia en personas que luego muestran una actitud contraria a sus palabras.

Mientras escribo esta entrada enciendo la tele y están hablando de José Mourinho, una muestra más de su hiperexistencia y de que, una vez más, hemos caído en su trampa.

Si los suyos lo quieren, por algo será.

Anuncios

2 thoughts on “La hiperexistencia de José Mourinho

  1. Parece que te gustaria ser como el, dime de que presumes y te dire de que careces, por Mou, en mi opinión es listo pero no tanto como el se cree, ya lo ha calado todo el mundo y detras de todo eso siempre hay algún complejo que otro je, je, pero ya está bien que este en el madrid. Por cierto tb desayunamos, cenamos, etc con Belen Esteban y te la regalo. Y además lo que tu llamas sus armas siempre es en ofensa o crear dudas de otro aunque nadie se lo cree, sobre todo despues de lo que llora, de todas maneras te entiendo perfectamente a mi mujer tb le gusta, lo que me faltaba, perdona mi atrevimiento pero no me he podido resistir. saludos y adisfrutar del partido.

    • No es un atrevimiento para eso está este blog. Gracias por tu comentario.
      Aunque antes que nada me gustaría decirte que respeto todo lo que dices salvo el último comentario que me parece profundamente machista y sexista, por lo que intuyo quieres decir con él. Como no tolero ni una cosa ni la otra pues no puedo respetarlo. Al hacerlo ni siquiera sabías si me gustan los hombres, que efectivamente soy heterosexual, aunque nunca he visto en Mourinho más que un producto.
      Sobre lo demás, es tu opinión e, insisto, la respeto pero quiero puntualizarte una serie de cuestiones:
      1.- No me gustaría ser como Mourinho. Me fascina la construcción de producto que ha hecho y es por deformación profesional.
      2.- Una vez calado por todo el mundo, ¿por qué sigue ese mundo haciéndole el juego?
      3.- No me cae bien porque esté hasta en la sopa sino por otra serie de cuestiones entre las que inlcuyo su inteligencia. De la misma manera, Belén Esteban (otro producto) me parece odiosa como persona.
      4.- No voy a disfrutar del partido porque creo que no va a ser ni una ínfima parte lo bueno que fue ayer el Valencia-Barcelona y lo digo sin acritud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s