¿Minfaldas o ahorro?

Durante una etapa de mi vida escribí una página semanal de moda. Si bien es cierto que me dio muchas satisfacciones, también reconozco que terminé un poco harta de la paginita de marras. Fue tras ese hartazgo que juré no volver a escribir de moda nunca más a no ser que fuera desde un punto de visto económico, es decir, como industria pura y dura. Hoy, como he hecho ya en demasiadas ocasiones en este blog, voy a romper mi promesa y voy a escribir de moda. Bueno, más o menos.

Basta abrir una revista para ver la dictadura de las tendencias, una dictadura que a veces te gusta -si coincide con tus preferencias- y a veces se te hace insoportable, al fin y al cabo lo que es una dictadura carente de personalidad y libertad. El último caso, el del sufrimiento, es para mí la tónica de las últimas temporadas, lo que no quiere decir que sea una afirmación generalizable.

Desde que empezara la crisis, tal y como suele ocurrir siempre en tiempos de penurias económicas, la industria textil ha decidido recortar, sobre todo en tela, y de ahí que no haya manera de encontrar otra cosa que no sean shorts, minifaldas, palabras de honor… Y para mí, todas esas prendas son una pesadilla. No me gusta enseñar las piernas más de la cuenta, no me siento cómoda con los hombros al aire y no me gustan los shorts.

Ante esta tesitura, recorro y recorro las tiendas pero nada, no hay manera. Las franquicias han fagocitado todo el negocio y o te pliegas o ahorras porque no gastas ni un duro en ropa.

Me gustan las tiendas diferentes, tengo muy claro cuál es mi estilo y lo que quiero o no quiero ponerme fuera de imposiciones ilógicas para uniformar nuestra apariencia como un primer paso para uniformar las mentes y conciencias. Sí, he tenido que oír comentarios, ver miradas de reprobación con algunas de mis prendas pero me da igual y sigo negándome a franquiciarme, menos aún con unos modelos impuestos que lo único que persiguen es el máximo beneficio.

Supongo que algo de esto tuvo que ver en mi negación a volver a escribir de moda. No lo sé. Solo sé que quiero seguir siendo libre también vistiendo.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s