Dayketing y estilo en la red

Llega el fin de semana y les dejo dos sugerencias para que se entretengan. Ah! y no se olviden de pasar por el blog Lavadora de textos que ha publicado también una sugerencia muy curiosa.

La primera sugerencia es el trabajo de un gran amigo y una idea calificada por muchos de los mejores publicistas como fresca y novedosa. Se llama Dayketing: Hoy es un gran día para vender más y habla de las oportunidades que da la vida cotidiana para hacer marketing. Algunos creen que es una nueva herramienta otros, que es el rebautizo de algunas ya existentes. Lo mejor es leer el libro y ya decidirán qué es lo que piensan. Además, el blog tiene un espacio abierto para sugerencias, opiniones y demás.

La segunda es Estilo: Manual para nuevos medios. Para mí una de las mejores iniciativas que han surgido a raíz de los nuevos lenguajes generados en la red y creo que muy necesaria. Este es un proyecto de la Fundéu BBVA y la Fundación de el Español Urgente que tiene como fin “ideas, consejos, preguntas, dudas e instrucciones para todos aquellos que estén interesados en mejorar su comunicación a través de Internet, los nuevos medios y las redes sociales”.

Los test de alcoholemia llegan a los navegadores

Quién no ha mandado alguna vez un correo en condiciones no muy óptimas y luego se ha arrepentido, quién no ha mandado un mensaje y más tarde se ha avergonzado y, por supuesto, quién no ha actualizado alguna de las redes sociales a las que pertenece en momentos poco adecuados.

Pues bien, como todos lo hemos hecho, salvo honrosas y responsables excepciones, las empresas ya han empezado a trabajar con aplicaciones que evitan lo que puede llegar a ser “el desastre”.

Hace poco, me comentaban que Google había incluido en Gmail Estados Unidos un botón con la leyenda “me arrepiento”. Resulta que habían detectado que muchos ciudadanos mandaban correos en momentos poco adecuados y luego llamaban como locos para evitar que llegaran a su destino. Esta aplicación hace que los correos queden en espera durante el tiempo que el usuario decida de forma que mediante el botón “me arrepiento” evitan la salida del texto de la bandeja y, por lo tanto, la llegada al destino.

Pues bien, a esto viene a sumarse ahora el Sobriety test, una herramienta desarrollada por WebRoots que intenta evitar lo que la mayoría de las veces es inevitable, una actualización no deseada en las redes sociales.

Su funcionamiento es sencillo: se descarga y funciona como una extensión del navegador -Chrome, Firefox, Internet Explorer- en la que se configuran todas las redes sociales y a la hora que es más probable que se puedan escribir cosas con el sello del arrepentimiento posterior. En ese horario, cada vez que el usuario escriba algo aparecerá en la pantalla una prueba de destreza -seguir un dedo con el ratón, colocar el cursor en un punto exacto móvil- que demostrará el grado de alcoholismo del usuario. En el caso de que la prueba dé positivo en irracionalidad, el programa evitará que se actualice el estado en la red social.

Ahora falta que alguien haga un programa para evitar los comentarios marcados por la ceguera de la ira, por la locura de los celos o por la enajenación amatoria, entre otras confusiones mentales.